¿Qué diferencia puede haber entre el valor de tasación y el precio de compra de una vivienda?

Muchos clientes nos llaman comentándonos que necesitan que la tasación, por el motivo que sea, tiene que acercarse al valor de la compra, ya que, para ellos, este es el valor real de mercado de dicha propiedad. En este caso, es importante conocer la diferencia que puede haber entre los diferentes valores que tiene una propiedad, pero también, saber que no todas las propiedades se venden en las mismas condiciones.

Valor de tasación, objetivo y profesional.

La primera característica del valor de tasación, es que es un valor aportado por un profesional ajeno a la compraventa, a la herencia o a las partes, por tanto, es una valoración objetiva según diferentes factores que se deben tener en cuenta. Es importante saber que el valor de tasación puede estar tanto por encima como por debajo del precio de compra.

Además, en el caso de las tasaciones oficiales y las tasaciones Homologadas por Banco de España, esta tasación es realizada por arquitectos o arquitectos técnicos, aportándoles un grado de profesionalidad extra a la valoración.

Precio de compraventa, subjetivo y sentimental.

A diferencia del valor de tasación, el precio de compraventa es un precio marcado según los intereses de las partes, por ejemplo, en el caso de necesitar dinero una familia, es bastante posible que el precio de compraventa sea menor que el precio en una situación económica estable.

Se trata de un precio subjetivo, basado en una necesidad, pero también con un carácter sentimental, como puede ser algunas frases que nos comentan los clientes “es una vivienda de hace muchos años pero que se ha cuidado muy bien y está en muy buen estado”.

En general, realizar la tasación de una propiedad antes de ponerla a la venta le va a dar una visión objetiva de cual es el valor óptimo de compraventa y, alejarse de posibles sentimentalismos.

Valor de tasación por debajo del precio de compraventa

En ocasiones, muchos clientes piensan que el valor de compraventa debe ser el valor de tasación, sobre todo, en aquellas tasaciones que se realizan con algún fin hipotecario. Se debe aclarar que la información registral no siempre se corresponde con la realidad, lo que puede hacer que el valor de tasación baje más de lo esperado por el cliente. Puede ser el caso de un cerramiento no legalizado, o de un exceso de cabida.

 

Comparte este artículo