¿Qué es el valor fiscal de un inmueble?

En los últimos meses, estamos recibiendo muchas llamadas sobre tasaciones periciales contradictorias o preguntando ciertas dudas sobre el valor fiscal de un inmueble. Ya hablamos en este post, sobre el valor fiscal, pero en el post de hoy, vamos a ampliar la información.

¿Qué es el valor fiscal?

El valor fiscal es el valor que determina la Administración a la hora de tributar impuestos sobre una vivienda. Existen otros términos más cotidianos, como puede ser “el valor mínimo por el que hay que liquidar la compraventa de un inmueble” o también se conoce como el “valor de Hacienda”

En la transmisión de inmuebles, Hacienda entiende que se deben de pagar los tributos en función de este valor fiscal, pero…

¿Cómo se calcula el valor fiscal?

Se calcula según las indicaciones de la Ley General Tributaria, salvo en el caso de Gipuzkoa. Dicho valor es el resultante de multiplicar el valor catastral por un coeficiente que determina cada Ayuntamiento. Es decir, es posible que el coeficiente multiplicador sea diferente en cada municipio.

Existe la posibilidad de que el valor de un inmueble en un municipio sea más alto, pero su valor fiscal sea más bajo que otro inmueble en otro municipio.

¿Cómo se puede conocer el valor fiscal de un inmueble?

Para conocer el valor fiscal de un inmueble, pueden acceder a las diferentes herramientas que presenta cada Comunidad Autónoma. Por ejemplo, en el caso de Andalucía, presenta una calculadora en función del valor catastral y el municipio, o Asturias, que nos presenta el coeficiente por el que multiplica en función de cada inmueble y cada municipio.

¿Influye el valor fiscal en el valor de tasación?

No. Cuando se realiza una tasación oficial, ni el valor fiscal ni el valor catastral influyen en el valor de tasación, ya que, estas, se realizan en función del valor real de mercado y las condiciones de la vivienda.

Tasación oficial para hacer frente a un elevado valor fiscal.

En muchas ocasiones, el valor fiscal representa un gran perjuicio para los nuevos propietarios, debido a que, en ocasiones, no está actualizado y, no contempla el estado de un inmueble. Es por esto que, en la mayoría de las transmisiones de inmuebles urbanos en la actualidad, Hacienda está realizando comprobaciones de valores para el ajuste del pago de impuestos.

Afrontar una revisión del valor fiscal es complicado, ya que, primero hay que hacer una revisión del valor catastral, y este es un procedimiento que se puede alargar en el tiempo. Es por esto que es recomendable realizar tasaciones oficiales, que les sirvan de fundamento ante una reclamación tributaria por parte de la Hacienda autónoma.

Si quieren conocer más información sobre las comprobaciones de valores o el valor fiscal, no duden en contactar con nuestros gestores.

Comparte este artículo