Valoración de daños por error en la construcción

En este expediente, nuestro cliente, Don Rafael I., se dirigió a Perytas tras apreciar unas grietas en su vivienda. Haciendo sus conjeturas, nuestro cliente pensaba que la causante era la tubería de saneamiento, que pasaba justo por debajo de esa zona de grietas, pues también habían aparecido humedades, y parecía una opción lógica.

Sin embargo, nuestros arquitectos técnicos descubrieron que no tenía nada que ver con la ruptura de una tubería. Tras un estudio en profundidad del proyecto de ejecución de la vivienda, descubrieron que el problema era bastante más grave que una simple ruptura de tubería, y tenía su base en un error en el cálculo de la cimentación, por lo que había que realizar una valoración de daños por defectos de construcción. La explicación de este cálculo erróneo es sencilla: la parcela sobre la que se edificó la vivienda presentaba cierta inclinación, por lo que fue necesario hacer un vaciado. A pesar de esto, no se apoyó la totalidad del inmueble sobre suelo firme, y más de la mitad de la losa de cimentación quedó descansando sobre suelo de relleno (como posteriormente demostraron las catas del estudio geotécnico). Esto generó que, con los años, la vivienda presentara patologías estructurales, pues al irse asentando, fue provocando el hundimiento de la casa en la esquina inferior y el levantamiento en la opuesta.

Como consecuencia de dicho asentamiento, se estaban viendo afectados, además de la cimentación del edificio, los distintos elementos constructivos de la vivienda, lo que estaba causando múltiples desperfectos como la desconexión entre dichos elementos constructivos en contacto entre sí, grietas verticales en paredes y cerramiento de fachada, fisuras en la solería, separación del rodapié y de la solería (casi de 5cm, como se aprecian en las fotos), fractura de pasamanos, etc. Además, el hecho de que estas grietas siempre aparecieran perpendiculares a las fuerzas de tracción, indicaba que los pilares estaban sufriendo un desplazamiento vertical y hacia abajo, lo que supuso una de las pistas esenciales para la comprensión de la causa de estos destrozos.

Finalizado el anterior estudio y la valoración objetiva de las distintas obras necesarias para reparar todos los desperfectos ocasionados, nuestros arquitectos técnicos concluyeron que era necesario realizar una solución de reparación y terapéutica de la edificación por medio de inyección de cemento, con lo que el total de los daños ocasionados ascendía a la cantidad de 75.032, 53€.

GLOSARIO (RAE/Perytas):

  • Paramento: Aunque según la RAE paramento significa “adorno o atavío con que se cubre algo”, nuestros técnicos lo utilizan para referirse a las paredes de la vivienda.
  • Rodapié: (Friso) Faja de la parte inferior de las paredes.
  • Vaciado: Excavación de la tierra para descubrir lo enterrado.

Comparte este artículo