Caso real de tasación de una avioneta

Te has preguntado en alguna ocasión ¿cuánto vale una avioneta? En el post de hoy de nuestro blog de tasaciones vamos a desgranar y os vamos a hablar de un caso real de la tasación de una avioneta. En el expediente en cuestión, nuestro cliente se dirige a Perytas para la realización de una tasación oficial de su avioneta.

La importancia de una tasación oficial

La tasación de avionetas y otros vehículos aéreos es crucial por varias razones. En primer lugar, establece un valor objetivo y realista para la aeronave, lo que facilita las transacciones comerciales. Además, las tasaciones son fundamentales para fines de seguro y financiamiento. Las compañías de seguros necesitan saber el valor de la aeronave para establecer primas adecuadas, y los prestamistas utilizan esta información para determinar la viabilidad de otorgar un préstamo para la compra de una avioneta.

El trabajo de Perytas en la tasación de la avioneta

Una vez contratado el servicio por nuestro cliente, nuestros tasadores contactaron con él para agendar una visita. Tras visitar la aeronave, nuestros técnicos decidieron tasarla mediante dos métodos.

Métodos de valoración de la avioneta

El primero de ellos fue el método de depreciación lineal, que aporta datos en función de la antigüedad y el uso del aparato al determinar el importe de la tasación de acuerdo con los valores correspondientes a nuevo, según se comparan con el valor de reemplazo técnico y tecnológicamente equivalente al momento de evaluación.

Y el segundo de los métodos, fue por comparación, el cual consiste en un tratamiento estadístico de los datos sobre el mercado actual de aeronaves de segunda mano y ocasión obtenidos a partir de revistas especializadas, transacciones reales o webs de compraventa, y gracias al cual se puede obtener un estudio de los valores de mercado nacional e internacional de aeronaves de características similares, consiguiendo de esta manera los valores venales más próximos a los reales.

¿Cuál es el valor de la avioneta?

Dado que el segundo de ellos, al estar en un mercado de recesión en el momento de realizar la tasación, daría un valor muy bajo para este aparato, se procedió a hacer la media entre los dos valores obtenidos. Por medio del método de depreciación lineal se obtuvo el valor de 54.450€, y por el de comparación, 34.636,20€, con lo que el valor final resultó ser de 44.543,10€.

¿Necesita valorar un vehículo sea cual sea su tipología? ¡Contacte con nosotros o rellene el siguiente formulario sin compromiso!

He leído y acepto la política de privacidad

Comparte este artículo