¿Afecta la eficiencia energética al valor de un inmueble?

Así afecta la eficiencia energética al valor de un inmueble

Ahora que nos enfrentamos a una crisis energética en España y en Europa, los inmuebles que cuentan con una eficiencia energética óptima, harán que, la inversión realizada en mejorar la eficiencia, les suponga un ahorro grande en los gastos energéticos que puede tener cualquier inmueble. Esto puede suponer que en el futuro, las personas nos fijemos en la eficiencia energética de una vivienda antes de la compraventa, pero, ¿afecta directamente al valor de tasación de un inmueble la eficiencia energética?

¿Qué es la eficiencia energética?

Comenzaremos el post de hoy, desgranando el concepto de eficiencia energética. Podemos decir que la eficiencia energética de un inmueble es la optimización del consumo en energía para obtener un confort determinado en una propiedad. El grado de eficiencia energética de una vivienda, se determina mediante la llamada etiqueta energética o Certificado de Eficiencia Energética.

¿Qué es el Certificado de Eficiencia Energética?

El Certificado de Eficiencia Energética o CEE es un documento que determina la calificación energética de un inmueble, en una escala (A-G), siendo (A) una eficiencia energética muy alta, por tanto, un menor gasto en energía, y (G) una eficiencia muy baja, por tanto, un mayor gasto energético.

Certificado de eficiencia energética.

¿Es importante conocer la eficiencia energética de una vivienda antes de comprarla?

Hasta ahora, no es un factor que se haya tenido en cuenta en la compraventa de propiedades, pero, la crisis energética que se avecina en Europa y, el ahorro dinerario que una vivienda con una mejor etiqueta energética tiene sobre una vivienda con menor eficiencia, puede suponer que las personas empiecen a revisar esta información antes de realizar la compraventa de una propiedad, ya que, les puede suponer un ahorro futuro considerable.

¿Afecta al valor de tasación una eficiencia energética superior?

Es difícil de contestar esta pregunta, es verdad que hay pocos estudios sobre esto, pero la realidad cambiante del entorno, puede suponer que lo que antes no tenía un gran impacto, ahora sea un factor clave en el valor de un inmueble. Si es verdad, que el precio de compra de viviendas con etiquetas energéticas optimas, son superiores, a las viviendas con una eficiencia menor, debido a que la inversión para adaptar la eficiencia es alta, y los promotores o vendedores quieren recuperar la inversión. Esto, a efectos prácticos es muy dificil de estimar en un informe de tasación, ya que, como hemos hablado en otras ocasiones, existen diferentes factores que afectan al valor de una propiedad.

Tenemos que tener también en cuenta también que en la actualidad, cuando se realiza un estudio de mercado de viviendas a la venta, es difícil conocer la eficiencia que cada vivienda tiene, ya que, la mayoría de anuncios publicados en internet o en inmobiliarias no detallan esta información, pero, con el tiempo, quizá se convierta en una variable más dentro de los factores que afectan al valor de una vivienda.

A modo de conclusión, podemos decir que entre una etiqueta G y una etiqueta, por ejemplo, D, el tasador no puede diferenciar el valor, ya que, en primer lugar, no dispone de toda la información sobre los testigos comparables, y el ahorro energético es complejo de analizar. Si es cierto que cuando se realiza una visita a una vivienda con una eficiencia A-B, la sería de extras o instalaciones que tiene la vivienda, hacen que la percepción del tasador sea de una vivienda de un valor superior a la media.

Podemos también comparar la eficiencia energética con la reforma de una vivienda, una inversión de X euros en la reforma de una vivienda, no implica una subida de X euros en su valor de tasación, pero si que eleva su valor por la seríe de mejoras que puede presentar la vivienda.

¿Desea conocer el valor de su inmueble o la etiqueta energética que tiene su propiedad? ¡Contacte con nuestros gestores sin compromiso!

Comparte este artículo